• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

¿Parteaguas en el horizonte?

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2017-07-13

Para los ciudadanos comunes y corrientes, los tiempos pre-electorales pueden pasar inadvertidos, a no ser por las noticias que dan cuenta de las acciones que los diversos partidos políticos realizan para crear escenarios que les generen los mejores resultados cuando llegue el tiempo de “designar” a los hombres y mujeres que habrán de portar los colores partidistas en las pizcas electorales.
Elegidos del destino que de resultar ganadores en los diversos puestos de elección popular que están en juego, pueden garantizan el acceso al poder político que bien manejado, según sus cánones de ética, les permite seguir siendo fuerza política competitiva, gobernar y/o legislar acorde a sus principios.
Así vemos que en Sonora, por ejemplo, fuimos sede este pasado fin de semana del Pacto por la Unidad que el presidente  estatal de Morena, Alfonso Durazo, organizó para quién las manda cantar a nivel nacional, Andrés Manuel “El Peje” López Obrador. Un evento a la usanza del viejo priismo que sabía cómo mover “voluntades”. 
Pero ¿qué le vamos a hacer?, todos los partidos tienden a emularlos, no obstante que su discurso sea siempre lo contrario, porque hay que reconocer que en esto de aceitar y poner a funcionar los engranes que mueven eficaz y eficientemente la maquinaria electoral, el tricolor tienen patentado “el know how”.
Un show mediático sin mayor trascendencia, a pesar de la gran inversión económica que, indiscutiblemente, se realizó para montarlo.
Destaca también la Asamblea estatal que el priismo sonorense realizó para presentar los posicionamientos temáticos que  llevarán ante la XXII Asamblea Nacional Ordinaria a realizarse durante la primera quincena de agosto, según convocatoria emitida por el Comité Ejecutivo Nacional del tricolor.
Una asamblea obviamente presidida por la líder natural del tricolor en el estado,  Claudia Pavlovich, al lado del jerarca estatal Gilberto Gutiérrez Sánchez, y que al contar con la presencia del secretario técnico del Consejo Político Nacional, Ernesto Gándara Camou, atrajo a liderazgos políticos del tricolor que se sentían dolidos desde que El Borrego “la perdió” ante la hoy gobernadora.
Pero, como sabiamente decía mi madre, el tiempo cura todas las heridas, nos tocó escuchar a un senador más maduro, con mayor amplitud de miras y consciente de la gran responsabilidad que pesa sobre sus hombros; mesurado en el hablar pero con palabras de alabanza al trabajo que Claudia ha realizado no solo en nuestro estado, sino reconociendo que este trasciende nacional e internacionalmente. 
Si esto no logra calmar los ánimos que hace dos años se alteraron y cimbraron momentáneamente el panorama político del estado; si ello no logra sanar heridas y conjuntar fuerzas para que las aguas regresen a su cauce y el tricolor resurja como la fuerza política fuerte y avasalladora que por años les dio el triunfo en Sonora, pues habrán desperdiciado la alineación de los astros y el hartazgo ciudadano que paulatinamente  ha ido escalando y que ya no calla ante las injusticias y falta de oficio de quienes, a la sombra del poder, deberían velar por nuestro bienestar.
Y eso, en escenarios tan complicados como los que se viven hoy en día con tanto funcionario público implicado en actos de corrupción y delincuencia organizada, es de admirarse que los ciudadanos sigamos manteniendo  viva la esperanza de que puede haber un mejor mañana si solo acatamos a elegir funcionarios honestos, que realmente trabajen por las causas y el bienestar de la gente, como pidió la gobernadora en la asamblea.
Un partido que, como bien expresó Bulmaro Pacheco, “debe trabajar para fortalecer los mecanismos para procesar la representación, agregación y la intermediación en los intereses sociales y las demandas populares; que no puede quedar como mero espectador de las preocupaciones de la gente”; y que terminó reforzando lo dicho por la gobernadora: “Donde somos gobierno debemos gestionar, donde no lo somos debemos presionar y exigir respuestas a las demandas de nuestra militancia”.
Dice el líder nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza, que “en el partido se busca la participación, plena, crítica, abierta y plural de toda la militancia en el país”, pero incrédula que es una, nos late que muchas de estas propuestas quedarán solo como discursos brillantemente escritos o piezas de oratoria memorables que, aunque describan el sentir de la militancia y puede que hasta reflejen aspiraciones ciudadanas, no pasarán los filtros de viejos cánones partidarios, mucho menos los intereses de los poderosos grupos que ostentan el poder político y económico en el partido y en México.
Pero en la política, todo y todos pueden cambiar. Así vemos ahora que Pacheco Moreno, como presidente de la Fundación Colosio, solicitó al PRI apoyar la iniciativa presentada por Manlio Fabio Beltrones respecto a reglamentar las facultades y obligaciones del presidente de la República en lo que se refiere a “poder optar, en cualquier momento, por un gobierno de coalición con uno o varios de los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión”. 
Petición que, de trascender, pudiera significar el antes y después del México que actualmente conocemos.
En fin, así es como los priistas se preparan rumbo a la asamblea nacional que afirman será definitoria del partido que aspira a ser la mejor opción para los mexicanos en el 2018; un partido que manifiesta está abierto a la autocrítica y la crítica propositiva, aunque con sus asegunes, diríamos nosotros. Un partido cuya militancia afirma que la línea y el dedazo  ya no tienen cabida en su seno, aunque haya sido el tricolor quien conceptualizó el término y saboreó la gloria que le redituó en el pasado reciente.
Mientras tanto, usted y yo sudamos y nos acongojamos pero por el calor infernal de esta tierra en la que diariamente aportamos nuestro granito de arena para mejorar nuestro entorno, y por la impotencia ante la falta de oportunidades para los jóvenes que vienen empujando fuerte. Por lo demás, ya aprendimos nuestra lección pero también creemos, como dice alguien por ahí, que lo mejor todavía está por venir. 


Más información en esta sección ..

Opiniones