• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Todo mundo a la escuela…

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2017-08-10


Un nuevo ciclo escolar está a la vuelta de la esquina para la mayoría de las instituciones educativasde Sonora. En los niveles básicos y medio superior se están dando las últimas adecuaciones,rehabilitaciones, suministro de útiles y uniformes, así como formación de grupos y turnosescolares que, coincidirá usted conmigo, trae a los padres de familia poniendo velas yprometiendo mandas para que su vástago quede en el turno o el plantel que mejor les acomode.De no ser así, empezará el viacrucis de los padres para lograr los cambios necesarios, ya seaporque es lo que verdaderamente requieren o porque eso de pasarse un año con el JesúsSacramentado en la boca es demasiado estrés, por aquello de la inseguridad reinante y laproblemática del transporte público, parámetros que hacen que los turnos vespertinos sean unacrisis familiar.Claro que tenerlo en el turno matutino tampoco resuelve todos los inconvenientes, porque yasabe usted que eso de dejar solo a los hijos en casa después de que salen de la escuela, tienetambién sus asegunes a la hora de garantizar el bienestar de los hijos.Difícil situación para las autoridades escolares que francamente no tienen de otra si consideramosque el número de planteles escolares no es suficiente, forzosamente tienen que recurrir al dobleturno para cubrir los espacios requeridos por las familias de clase media y baja de nuestro estado.Ya sabemos que la clase pudiente tiene la alternativa de enviarlos a escuelas particulares, pero esaes otra historia.Y hablando de clases medias, debemos reconocer la noble tarea que se ha echado a cuestas elsistema DIF-Sonora y el Voluntariado del Gobierno del Estado con la organización del bazar escolarcomo una opción más para atenuar el fuerte trancazo económico que significa la vuelta a clases.Si bien es cierto que el gobierno estatal garantiza la dotación de uniformes, libros y útiles escolaresbásicos, no cubren los requisitos en su totalidad, por lo que la gobernadora Claudia Pavlovichacordó con la presidenta y directora de dicho organismo, Margarita Ibarra y Karina Zárate,respectivamente, ofrecer útiles escolares, incluyendo computadoras y tablets, a bajo costo en elCentro de Usos Múltiples, evento que, por si no lo sabe, se llevará a cabo este próximo sábado 12de agosto de 8 a 3 de la tarde. Esperemos sea bien aprovechado por las familias que realmente lorequieran.En lo que respecta a la educación superior en nuestro estado, los asegunes también están sobre lamesa. Con presupuestos minimalistas para cubrir las necesidades de mayor personal y/o espaciosacadémicos, poco se puede hacer para dar cabida a tanto proyecto de vida que debe empezar aconsolidarse durante su paso por las aulas del saber y formar ciudadanos de libre pensar, íntegrose integral en su actuar.
Las universidades e institutos particulares también hacen su agosto en este nivel, sin que ellogarantice, necesariamente, la mejor formación profesional y humana de sus egresados. Al final deldía, es una dualidad en la que la materia prima es el elemento más importante para formarindividuos plenos, con valores y principios éticos y humanísticos que garanticen un ejercicio plenoen la profesión que hayan elegido.En este terreno, mucho ha cambiado la percepción respecto a la calidad de las institucioneseducativas en el estado. Ahora se analizan y toman decisiones no solo por su ubicación geográfica,sino también influenciados por otros factores.Por supuesto que, en lo personal, sigo pensando que la Universidad de Sonora es la mejor opcióneducativa del estado, pero hay que reconocer que ya tiene competencia y muy buena, por cierto;además de pesar sobre ella el temible fantasma apocalíptico que anualmente amenaza conparalizar sus actividades académico-administrativas. Si lo logran o no, hasta dejó de ser el hechoimportante, la percepción ciudadana es que en la Unison hay huelgas en forma recurrente. Y aquísí que ni cómo contrarrestar tal efecto.Los Institutos Tecnológicos, como el de Hermosillo, presentan un crecimiento sustancial y exitoso,sobre todo en el ramo de la Ingeniería en sus diversas disciplinas; o la Universidad Estatal deSonora, que por su dependencia directa del Gobierno estatal recibe trato privilegiado en muchosaspectos; son instituciones que, junto a otras opciones existentes, han venido a incrementar elabanico de oportunidades para las juventudes estudiosas del estado.Una situación que debe verse desde diversas aristas. La competencia es buena porque nos haceser mejores y los académicos y administrativos de las diversas instituciones educativas, públicas oprivadas, deberán obrar en consecuencia. El sindicalismo del siglo pasado ya no tiene cabida en suoriginal concepción y debe erigirse ahora como un organismo que siga luchando por mejorescondiciones laborales, pero con la responsabilidad institucional por delante, al margen deconsignas políticas, intereses personales o de grupo, o simplemente, por el deseo de algunos deseguir anclados en el pasado.Por si no se han enterado el futuro ya nos alcanzó y ni cómo sacarle la vuelta. De no ser así, laciudadanía tiene la última palabra.azaleal@prodigy.net.mx@Lourdesazalea

Más información en esta sección ..

Opiniones