• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Faustino Félix Escalante: In Memoriam

Bulmaro Pacheco / bmorenop@rtn.uson.mx




Nota publicada: 2017-08-12

Fue Faustino Félix Escalante un político experimentado, de larga carrera y fogueado en los diversos momentos de la sinuosa política. También un amigo sólido, sincero, abierto, firme sin condiciones ni prejuicios.

Bisnieto de Faustino Félix, alcalde de Pitiquito en el siglo XIX, nieto de diputado local y presidente municipal de Cajeme e hijo de padre regidor, alcalde de Cajeme y gobernador de Sonora. Y por el lado de su abuela paterna, descendiente de Francisco Serna, ex alcalde de Hermosillo (1865), vicegobernador (1877) y gobernador de Sonora (1879).Su formación y experiencia políticas le dieron para formarse pragmáticamente en el realismo político y así entender con madurez los diferentes tiempos de la política. Con la experiencia de su abuelo Faustino Félix Gastélum primero, y con su padre Faustino Félix Serna después ya con mayor intensidad.Nació Faustino Félix Escalante un 4 de agosto de 1940, cuando su abuelo preparaba su reinstalación en la alcaldía de Cajeme (1939-1941) por decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, después de una larga y accidentada impugnación que se tradujo en un juicio donde la Corte falló a favor de la legalidad de su elección, asumiendo en noviembre de 1940.Su abuelo había llegado a Cajeme como recaudador de rentas a la fundación del municipio posterior a 1928, después de haber emigrado de Pitiquito a Hermosillo y de paso por el Congreso local, representando al distrito de Altar en la XXVIII Legislatura (1925-1927).Su padre, apenas cumplidos los 17 en 1930, estudiaba contabilidad por las noches, se perfilaba como líder de transportistas en el Valle del Yaqui y empezaba a sembrar algodón. Se casó en 1939 con Lilián Escalante.Félix Escalante cursó la primaria en dos escuelas: La Espinoza y el Colegio Guanajuato. Una parte de la secundaria la hizo en la Rafael Campoy y el resto en el Colegio Americano. Después se trasladó a Los Ángeles a cursar la High School en la Black Foxe Military Institute durante tres años.Regresó a México y cursó la preparatoria en el Tecnológico de Monterrey entre 1958 y 1959, y al terminar entró a la carrera de Administración.A su regreso a Sonora, se dedicó a sembrar algodón en Caborca y entró en el negocio del despepite en las dos empresas que había fundado su padre: La Algodonera de Cajeme y Algodones y Semillas de Caborca, S.A. de C.V. Viviría la política con intensidad cuando su padre fue electo regidor de la planilla de Rodolfo Elías Calles (1952-1955) y posteriormente alcalde interino por un año hasta 1955. Después Don Faustino volvería, ahora como alcalde electo de Cajeme para el período 1961-1964.“La política la hacía él; y nosotros nos manejamos siempre con discreción y a distancia -decía FFE, a la pregunta de “si su padre los dejaba influir en los cargos públicos que ocupó”-. “Ni como alcalde dos veces ni como diputado federal ni como cuando fue gobernador permitió que la familia se inmiscuyera con recomendaciones e influencias”. “Era muy estricto en eso”. “Formaba sus gabinetes (Municipal y estatal) con lo mejor que había entonces en Sonora y nosotros entendimos muy bien que él no quería a su familia mezclada con las tareas de gobierno”. ”Fue muy claro, y tampoco nosotros hicimos algo para tratar de influir [...] sabíamos que eso no le gustaba y trató de que cada uno de nosotros tuviera su propio quehacer”. “Nunca se gestó en la familia la cultura del 'juniorismo'. Mi padre nunca lo hubiera permitido”.En 1967 Félix Escalante se casó con Lilia Chávez, hija de Encarnación Chávez, presidente del Consejo Municipal de Cajeme (1958-1961).Amigo de políticos de distintas edades e ideas, FFE no tardó en empezar su propia incursión en la política, primero como observador y después como un actor importante del ambiente político local. Rechazó ser diputado local en 1988, pero fue alcalde de Cajeme en 1991.En el intermedio, le manejó la representación de gestoría, a los Senadores de la República por Sonora.En su comportamiento político, siempre destacó su gran apertura para entender y dar cabida con madurez y paciencia en su trato, a una pluralidad de comportamientos políticos en el más puro estilo de “Cicerón”: prudencia, justicia, fortaleza y templanza, “las virtudes para una vida congruente”.Personajes disímbolos y con diferencias entre sí, pasaron siempre por su casa, sus mesas y su atención. Igual personajes de la historia de Sonora, con los que mantuvo estrecha cercanía, a pesar de las diferencias políticas y partidistas que se dejaban ver siempre en debates, foros y medios.Fuimos muchos, los que gozamos con intensidad de la amistad de FFE y que admiramos su paciencia y su templanza para dar, recibir y consolidar afectos y amistades. Fue siempre un verdadero privilegio constatar por años, en coyunturas distintas y difíciles, el valor, la lealtad y la palabra empeñada de un ser humano de excepción como lo fue Faustino Félix Escalante: Un hombre por los cuatro costados, congruente y sólido como pocos, que nunca cambió ni por conveniencia ni por interés personal, ni por presiones de nadie, o por quedar bien con alguien de la noche a la mañana, ni de amigos ni de compromisos ni de palabra.Nunca en él una frase sobada de auto ayuda; mucho menos catálogos de recetas instantáneas de política o moral. Ahí tienen los jóvenes el ejemplo de un político que no se anduvo por las ramas a la hora de dar y comprometer la amistad ni de condicionarla a los tiempos de poder. Se podía ser amigo de FFE antes de…,en el poder; y fuera del poder. Su comportamiento en etapas de crisis fue siempre ejemplar. Mantuvo siempre su congruencia, por ejemplo; Contra el gobierno panista y la lucha de los Cajemenses por el agua.En eso, él jamás varió un milímetro el trato con sus amigos. Ni aún en las peores circunstancias. Por eso, hasta el final de su vida, fue siempre, un personaje fuera de serie. Así lo recordamos.Así lo homenajeamos.¿En qué está que un ser humano pueda ser congruente y mantenerse firme en sus principios, ideas y creencias? ¿Cuál es la clave en la vida de las personas que resisten y no claudican en la amistad, ni por presiones ni por coyuntura ni por conveniencia personal? Además de las herencias políticas, los genes y las enseñanzas recibidas de padres, abuelos y hermanos, en el caso de Faustino Félix Escalante, creo que hubo en él mucho más que eso todavía: Carácter, sensibilidad, lealtad, visión y responsabilidad. “Tú eres realmente el más cierto, en horas inciertas”; le diría en alguna ocasión su entrañable amigo Argüelles. Tenía razón Leonel.“La política, cuando es en serio, se va con la vida”, nos confesó alguna vez. ¿Aspiraciones políticas? ¿De puestos políticos? “Ninguna; solo tener tiempo para ver a mis hijos y mis nietos lograr el éxito”. Tanto Faustino, como Lilia del Socorro Iveth, Gustavo y sus hijos lo saben. Ellos han sido el motivo principal y la mayor aspiración de una vida que en poco más de 77 años; “con más satisfacciones que sinsabores, hemos tratado de vivir a plenitud. Ellos fueron—Y han sido— siempre mi vida”. Dijo…Descanse en Paz el amigo, el gran ser humano que fue siempre Faustino Félix Escalante fallecido hoy en Ciudad Obregón. Lo vamos a extrañar.



Más información en esta sección ..

Opiniones