• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Una buena manera de comunicarnos con nuestra pareja

LA VANGUARDIA DIGITAL /




Nota publicada: 2018-01-02

02 de enero del 2018.- La comunicación es constante en las relaciones, con lo que una comunicación deficitaria e inadecuada puede generar conflictos importantes en una pareja. A menudo el conflicto es otro, pero la mala comunicación contribuye a que este se mantenga, e incluso, que se incremente.

No nacemos sabiendo comunicar, debemos aprender a ello, y muchas veces, este espacio de aprendizaje no se da, dando por hecho que la comunicación es una habilidad innata del ser humano.

Elementos comunicativos

En cualquier tipo de comunicación intervienen los siguientes elementos: la persona que envía el mensaje (emisor), la que lo recibe (receptor) y el mensaje (que dice, y cómo se dice).

Hay dos tipos de comunicación, la verbal (que transmite contenidos informativos) y la no verbal (que transmite sentimientos y emociones). Cuando no hay coherencia entre el lenguaje verbal y el no verbal, o no se tienen en cuenta ambos tipos, se suelen generar dificultades comunicativas.

Para poder informar y comunicar bien nuestro mensaje, debemos tener presente:

· Antes de transmitir un mensaje, es bueno que nos preguntemos: ¿es un momento adecuado para hacerlo? Buscar un momento oportuno, no solo para mí, sino también para mi pareja.

· Coherencia en el mensaje. Coherencia entre lo que queremos decir (objetivo), el contenido, y el cómo lo comunicamos (la forma del mensaje).

· “No chilles”, “¿puedes hablar más bajo?”, el objetivo del mensaje es el mismo, pero no se recibe igual en ambos. Con el mensaje más positivo obtendremos mejores resultados.

· No generalizar. Los mensajes negativos que incluyen términos como “jamás”, “siempre” o “nunca”, es mejor no usarlos.

· Preciso y concis o. Decir claro lo que queremos (“me gustaría que me dieras más abrazos”), sin pretender que lo intuya el receptor (“eres fría”), e intentar transmitir una sola idea.

· No caer en un estilo exigente o agresivo. Informar de nuestros deseos o sugerencias, pero sin obligaciones o exigencias.

· Centrar el mensaje en el presente.

· Aunque la sinceridad y la confianza en una pareja es muy importante, también lo es saber ponerle límites. Decir algo como “has envejecido prematuramente”, no aporta ningún beneficio a nadie, con lo que, es importante poner límite a la sinceridad.

Igual de importante es aprender a escuchar:

· Emitir señales que demuestren al emisor que le estamos escuchando y comprendiendo. Podemos hacerlo desde la comunicación no verbal (contacto visual, movimientos de cabeza, sonrisa…) o desde la comunicación verbal (repetir alguna frase, hacer un breve resumen de lo que has entendido, etc.).

· Saber ponernos en el lugar del otro, y comprenderlo. Es decir, ser empático con el emisor y evitar los juicios.

· No interrumpir, ya que la interrupción demuestra que el receptor está más centrado en pensar que va a responder cuando el emisor deje de hablar, que en escucharlo.

· Cuando preguntamos más información al emisor, “cómo”, “cuándo”, “quién”, etc. estamos demostrando interés.

· Validar el mensaje del otro y saber reconocer cuando nos hemos equivocado, cuando debemos pedir perdón, y aceptar cuando el discurso del otro es igualmente válido.

Más información en esta sección ..

Opiniones