• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Megaregión académica

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2018-04-12

Ni la guardia nacional, ni el brote de paperas en la Universidad de Sonora, fueron obstáculo para llevar a cabo la reunión entre el rector de la Universidad de Arizona, Robert Robbins, y el de nuestra máxima casa de estudios, Enrique Velázquez, para firmar convenios de colaboración, teniendo a la gobernadora Claudia Pavlovich como testigo de honor.
 
No fue solo un acto protocolario más que se realizó en el Salón Constitución del Palacio de Gobierno, sino que fue el escenario perfecto para reafirmar que la Megaregión Sonora-Arizona que tanto han impulsado nuestra gobernadora y su homólogo en Arizona, Doug Ducey, no se verá mayormente afectada por las acciones que el presidente Trump realiza a lo largo y ancho de la frontera con Mexico.
 
Así lo afirmó categóricamente el rector de la Universidad de Arizona, al referirse a que las buenas relaciones se construyen con la voluntad de ambos gobiernos para fomentar lazos de respeto y trabajo conjunto pero, sobre todo, con fuertes liderazgos como los que ejercen ambos gobernadores.  
 
Palabras que en mucho abonan para reforzar la comunicación y trabajo conjunto que desde hace décadas realizan ambas instituciones educativas, con avances significativos en los diversos proyectos de investigación que han emprendido y cuyos resultados ya se aplican en diversos ámbitos del sector industrial y empresarial de México y Estados Unidos.
 
Gran satisfacción poder constatar que con la firma de estos convenios específicos, se concreta la participación de nuestros académicos en la creación del Centro de cómputo autónomo en la nube, en la que participan no solo la máxima casa de estudios de Sonora, sino también la Universidad de Arizona, el Tecnológico de Texas y la Universidad Estatal de Mississippi, lo que nos permitirá entrar de lleno al trabajo de aplicaciones cibernéticas que son propias de la frontera del conocimiento.
 
Otro proyecto más de alta tecnología que se suma a los anteriores de Física fundamental, nanotecnologia y biología molecular con resultados significativos; pero también se firmó convenio para avanzar en la acreditación de la licenciatura de Enfermería para ejercer en ambos países, habida cuenta que nuestros egresados son muy demandados en el vecino país; y finalmente, pero no menos importante, desarrollar programas cortos, cursos y talleres a través del aprendizaje digital.
 
Lo mejor, como aclaró el rector de la Unison, es que no son convenios de buenas intenciones,  sino que ya se tienen avances importantes en todos ellos.
 
Debemos reconocer que en México ha sido difícil coordinar los esfuerzos de los sectores académico-empresarial-gobierno, pero con la implementación de los programas que Conacyt impulsa para promover sistemas de colaboración academia-industria y desarrollar plataformas tecnológicas que ayuden a resolver problemas globales, detonar la investigación tecnológica aplicada, generar productos y servicios de beneficio para la sociedad, ya podemos incursionar en investigaciones de mayor impacto y beneficio social.
 
La gobernadora Claudia Pavlovich fue muy enfática al afirmar que las universidades son parte fundamental para crear la economía del conocimiento, lo que contribuirá a que en el corto plazo sea una realidad el Parque de innovación y alta tecnología que recientemente se inauguró en nuestra entidad con el objetivo de promover un mayor desarrollo de nuestra entidad en el contexto nacional e internacional.
 
Y si algo hace falta en nuestro país es precisamente esto: acciones para incentivar el trabajo coordinado de la academia, sector empresarial y gobierno, pero dirigido al logro de objetivos concretos que logren incidir en el desarrollo de las regiones y el bienestar social.
 



Más información en esta sección ..

Opiniones