• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Cuidemos a nuestros jóvenes

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2018-05-24

Cuidemos a nuestros jóvenes

Dicen que las palabras seducen pero el ejemplo cunde; bueno, eso es lo que mi madre solía decir. Y eso es justamente lo que pienso cuando veo a tanto joven participando en las diversas campañas políticas en nuestro estado.

Ya sea que lo hagan como promotores de la personalidad de las y los políticos que en estos comicios están buscando convencernos que les otorguemos nuestro voto para llegar a un determinado puesto de elección popular, o involucrados más de cerca con las y los candidatos, lo que vean, oigan y sientan, será un elemento a favor o en contra del desarrollo de cierto tipo de actitudes que los induzcan a formarse como ciudadanos de bien.

De ese tamaño es el compromiso de las y los candidatos con quienes colaboran  nuestros hijos, no solo tienen la responsabilidad de no exponerlos a tareas que pongan en peligro su seguridad física, sino que no deben lastimar su autoestima, ni subestimar  la importancia de predicar con el ejemplo.

Quiero pensar entonces, que el trato que reciben del o la candidata y su equipo de campaña es tan estimulante y motivador, que es el mejor aliciente para seguir apoyando a quien consideran merecedor de sus esfuerzos.  No les preocupa recibir remuneración económica, lo que importa es sentirse partícipes y contribuir al éxito de la contienda.

Esperemos que al final todo se convierta en una experiencia formativa e inolvidable….

Ya empiezan a definirse

Y mientras la mayoría de los candidatos a las legislaturas local y federal manifiestan que estarán trabajando en temas escabrosos como seguridad, transparencia y corrupción, por obvias razones, y por ser los temas que más preocupan a la ciudadanía, es grato escuchar a quienes, sin descuidar su posible participación en los anteriores, enarbolan una bandera más modesta, dicen unos, más significativa y de mayor alcance, pensamos otros.

Tal es el caso del candidato a la diputación local por el distrito 10, Ulises Cristópulos Ríos, quien habiendo estado ya en funciones como diputado local y federal en años anteriores, busca repetir en el Congreso estatal.

Temas sencillos pero sensibles constituyen el eje central de su campaña, con los que busca contribuir a lograr una mejor calidad de vida para todos los sonorenses. Convencido de que la educación es la clave para lograr sociedades fuertes y desarrolladas, se ha propuesto seguir gestionando  más becas para niños y jóvenes, apoyos a adultos mayores, madres jefas de familia y personas con discapacidades diversas.

Y así va “El Ulises”, visitando  familias en todos los barrios y colonias de su distrito, con su bonhomia y franca sonrisa que lo definen; consciente de que escuchará quejas y lamentos sobre la falta de seguridad pública, de empleo, pavimentación, transporte urbano y servicios públicos con la calidad y suficiencia que demanda una ciudad que poco a poco se ha ido convirtiendo en una complicada metrópoli que a veces reacciona como un enjambre de avispas en una noche de verano.

Convencido de que no hay problema que no pueda solucionarse si todos jalamos parejo, se siente seguro de que continuará trabajando con la gobernadora Claudia Pavlovich y con los hombres y mujeres que, junto con él, habrán de llegar a la alcaldía de nuestra ciudad capital y a la LXII legislatura que en breve habrá de escribir un capítulo más en la historia política de nuestro estado.

Con un contexto federal incierto todavía, pero que no le pinta muy favorable al partido en el que milita, el tricolor, Ulises no se preocupa por ello y elige decirnos: Sonríe, lo mejor está por venir.

Y tal vez tenga razón, nuestro futuro depende de nuestras decisiones. Por nuestra parte, yo decido que, independientemente de quién nos gobierne, hay que seguir soñando, trabajando y, por qué no, hasta sonriendo. Aún falta mucho por hacer, cumplir y escribir en nuestra agenda personal y colectiva. 



Más información en esta sección ..

Opiniones