• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 29 No. 11    

Los efectos del sol

Dr. César Alvarez Pacheco / cesar_ap@hotmail.com




Nota publicada: 2023-05-21

Los efectos del sol.

 

A Sonora llega la temporada de calor y es innegable mencionar que más de uno ira uno que otro fin de semana a alguna de nuestras playas. Disfrutar del sol es uno de los placeres que más orgullo le dan al estado y es que con el tema de las energías renovables, hoy somos “top” en el tema. La naturaleza nos dio mucho sol, pero con ello vienen los efectos a la salud en la piel.

 

El daño común en la piel como lo conocemos, no solo queda en el enrojecimiento y el ardor que sentimos uno a dos días con una quemadura de primer grado por exposición solar. La exposición crónica nos lleva a padecer lesiones más complejas como los diversos tipos de cáncer. El cáncer de piel es el cáncer más frecuente en el ser humano y para fines prácticos se le ha dividido en dos grandes grupos: cáncer de piel no melanoma, y melanoma. Dentro del primer grupo vamos a encontrar principalmente al carcinoma basocelular y al carcinoma espino celular. El primero, es la neoplasia maligna más común en el ser humano. Su incidencia ha ido en aumento, ya que es un tumor que deriva principalmente del daño solar acumulado sobre la piel. Es un tumor que se origina en la piel fotodañada. Rara vez aparece en palmas, plantas o membranas mucosas. Aunque tiene una baja mortalidad, puede causar una afectación significativa en la calidad de vida, en especial a través de la destrucción local. Estos tumores se reconocen debido a su bajo potencial metastásico. Sin embargo, son localmente invasivos, agresivos y destructivos de la piel y las estructuras circundantes, incluido el hueso, esto representa importantes repercusiones en la calidad de vida en cuanto a morbilidad funcional y cosmética. Representa entre 80 y 90% de todos los casos de cáncer de piel, y es la forma de cáncer que aparece con más frecuencia en los seres humanos. Aunque el carcinoma basocelular tiene una baja mortalidad, puede causar una afectación significativa en la calidad de vida, en especial a través de la destrucción local. El diagnóstico definitivo se logra mediante un estudio histológico por biopsia de tejido, sin embargo, tanto la dermatoscopia como la microscópica arrojan datos de relevancia para el diagnóstico clínico precoz y oportuno. A pesar de la alta tasa de recidiva en tratamientos tópicos en monoterapia, la mayoría son candidatos a cirugías para retirar la lesión. La incidencia del carcinoma basocelular varía a nivel mundial y depende de la edad, la latitud y los grupos étnicos, siendo más común en las personas de raza blanca que viven en zonas más próximas al Ecuador. En los Estados Unidos de Norte América ocurren alrededor de 800 mil casos nuevos de carcinoma basocelular según reporte de la American Society. Según el perfil epidemiológico de los tumores malignos en México, los casos de cáncer de piel fueron 17,836 integrando un 14.68% de todos los tumores del tejido conectivo. La incidencia aumenta también con la edad, siendo la edad media de diagnóstico comúnmente de 68 años y es más frecuente en mujeres. Sin embargo, ha aumentado la frecuencia con la que se presenta en personas menores de 50 años. En los Estados Unidos se ha observado un incremento desproporcionado en mujeres jóvenes. Incrementos similares se han reportado a nivel mundial, por ejemplo en países como Finlandia, Suiza y Gales, donde esta se ha doblado en las dos últimas décadas.

 

Desde 1930 se han publicado casos de carcinoma basocelular en personas jóvenes que no están relacionados con trastornos genéticos, y en varios estudios epidemiológicos se ha reportado que la frecuencia de cáncer de piel en menores de 40 años de edad es de 1 a 3% El riesgo se incrementa con los episodios de exposición UV intensa e intermitente, así como las quemaduras solares a cualquier edad. Las personas con ocupaciones al exterior como agricultores, marineros o expuestas a radiaciones ionizantes como los pilotos de avión también han demostrado tener mayor riesgo de desarrollarlo. Desafortunadamente los pacientes con tumores en la piel en nuestro país acuden en etapas muy avanzadas, por lo que es importante que los médicos y el público en general, cuenten con conocimientos para detectar en forma temprana el cáncer de piel. Es importante que el clínico estudie las lesiones sospechosas para un diagnóstico temprano y poder ofrecer al paciente un tratamiento oportuno. La información generada o campañas, favorecerá la educación y detección de cáncer de piel en adultos jóvenes a nivel local y nacional ya que el carcinoma de piel es relativamente sencillo de reconocer y tiene la ventaja de estar a la vista. Así que no olviden ponerse su bloqueador solar.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora

 



Más información en esta sección ..

Opiniones